Reducción del riesgo de desastres y gestión integrada de cuencas hidrográficas en Muminabad, Tayikistán


Desembocadura reforzada de un canal de drenaje en el que participaron agricultores de los alrededores. © Proyecto IWSM. Cáritas. Tayikistán. © IWSM Project. Caritas. Tajikistan.

En Tayikistán, en el distrito de Muminabad, Suiza reduce el riesgo de desastres medioambientales e impulsa una gestión integrada de las cuencas hidrográficas de Obishur y de Chukurak. Las condiciones necesarias para ello las crean una ganadería y agricultura sostenibles, gestionadas por la población local y apoyadas por las autoridades locales.

Región/País Tema Período Presupuesto
Tayikistán
Cambio climático y medio ambiente
Reducción de riesgos de catástrofes
Environmental policy
01.07.2014 - 08.12.2016
CHF 1'199'525

Debido a su naturaleza montañosa y a la dureza de su clima, Tayikistán está constantemente expuesto a incidentes medioambientales,  como p. ej.,  avalanchas de lodo y de nieve, deslizamientos de tierra, repentinas inundaciones, desprendimientos de rocas y períodos de sequía. Dichos incidentes destruyen las infraestructuras y amenazan los medios de subsistencia, así como la seguridad de la población mayoritariamente pobre. Las cuencas hidrográficas de Obishur y de Chukurak en el distrito de Muminabad son objeto del proyecto financiado por la COSUDE, que es implementado por Cáritas Suiza.

La sobreexplotación de los suelos fomenta el riesgo de pobreza y de desastres

La pobreza, la presión demográfica, así como una agricultura y silvicultura no gestionadas de manera sostenible incrementan la frecuencia de fenómenos naturales peligrosos. Los suelos agrícolas están agotados debido a que durante años han sido objeto de una gestión basada en la maximación del rendimiento y los pastizales son poco productivos a causa del sobrepastoreo.

A menudo, las familias en Tayikistán se encuentran en un círculo vicioso. Para sobrevivir, deben sacar el máximo rendimiento a sus pocas tierras. Además, la persistente escasez de energía eléctrica lleva a la deforestación de los bosques y al secado de la bosta de vaca en lugar de utilizarla como abono, a fin de obtener fuentes de energía alternativas. Los suelos sobreexplotados absorben menos agua, favoreciendo así la erosión, los deslizamientos de tierra y las avalanchas de lodo y con ello la pérdida de tierras fértiles.

La gestión sostenible de la tierra como solución

El objetivo es reducir a largo plazo el riesgo de desastres naturales e implementar una gestión integrada de las cuencas hidrográficas. Además de medidas preventivas, tales como diques de protección o canales de drenaje reforzados, este objetivo se logrará mediante una gestión sostenible de la tierra. Cabe mencionar los siguientes ejemplos: el principio de rotación en la gestión de campos o pastizales, la reforestación de los bosques, el uso de hornos de calefacción/de cocina y calentadores de agua de alta eficiencia energética o la creación de órganos de gestión coordinada del ganado para la protección de los pastizales.

En la actual segunda fase del proyecto, se persiguen los siguientes objetivos:

  • Las comunidades campesinas y las autoridades locales, dotadas de conocimientos en  gestión sostenible de los recursos naturales, participan activamente en la gestión del sector.
  • Grandes partes de las zonas medias y altas de ambas cuencas están bajo gestión mejorada. Ello significa que allí se implementan con éxito prácticas de gestión sostenible de la tierra y de eficiencia energética.
  • En ambas cuencas hidrográficas, los recursos naturales (pastizales, tierras agrícolas y bosques) no solo se conservan, sino que también se mejoran sucesivamente.

Grupo meta del proyecto

Los beneficiarios del proyecto son 2.040 hogares, o sea 15.453 personas en 19 pueblos. Se presta especial atención a las familias pobres, a los hogares dirigidos por mujeres y a las viudas. Toda la población de Muminabad, unas 81.000 personas, se beneficiarán de los efectos a largo plazo delir menos en leña y poder contar con un mayor ingreso mediante la ganadería y  la agricultura.

Participación de la población y de las autoridades locales como clave del éxito

En la primera fase del proyecto, se formuló la estrategia y se plasmó en los llamados «Watershed Action Plans» WAP. Para el éxito del proyecto es determinante la participación de la población y de las autoridades locales. Por eso, el objetivo en la segunda fase es capacitar  a los actores locales a fin de que participen activamente en la gestión de las cuencas hidrográficas. Concretamente, se implementarán las siguientes medidas:

  • En la primera fase, los órganos creados de la sociedad civil, compuestos por al menos un 30% de mujeres, gestionan las cuencas.
  • Se revisan y actualizan los "Watershed Actions Plans" WAP
  • 70% de las zonas medias y altas de las cuencas están bajo gestión mejorada
  • 19 pequeños proyectos implementan prácticas de gestión sostenible de la tierra
  • Se protegen por lo menos 2.000 hectáreas de tierra con miras a su regeneración
  •  Las familias que han implementado una práctica de gestión sostenible de la tierra disponen de alrededor 10% más de ingresos
  • Gracias al uso de tecnologías de eficiencia energética, se quema cerca de 20% menos de leña.