El sistema político – datos y cifras

El sistema político suizo otorga gran importancia al principio de la libertad de acción, que se expresa a través del federalismo y de la democracia directa. La ciudad de Berna es de jure solo la “capital federal” de Suiza, aunque en la práctica se la considere capital política del país.

 

  • En el transcurso de los siglos nació de un conglomerado de distintas alianzas una confederación de Estados que posteriormente se convertiría en el actual Estado federal. Las fronteras nacionales de Suiza fueron establecidas y reconocidas internacionalmente en 1815.
  • El sistema político se basa en la Constitución federal de 1848. Desde entonces han aumentado las competencias federales, los derechos populares y la diversidad política.
  • Suiza no tiene capital política, al menos no en el sentido convencional (de jure) del término. Al ser elegida sede de la Confederación, la ciudad de Berna se convirtió oficialmente solo en “capital federal” del país, aunque en la realidad asume los mismos atributos de una verdadera capital política.
  • La organización político-administrativa del Estado suizo abarca tres niveles: la Confederación, los 26 cantones y las 2.172 comunas que comparten el poder.
  • El Gobierno nacional (Consejo Federal) está conformado por un colegio de siete miembros elegidos por el Parlamento, que proceden de los principales partidos políticos. Estos consejeros y consejeras federales se ponen de acuerdo entre ellos para gobernar el país, por lo que esta forma de gobierno suele llamarse democracia de consenso.
  • El Parlamento suizo (Asamblea Federal) cuenta con 246 representantes elegidos por el pueblo. Está conformado por dos cámaras: el Consejo Nacional con 200 diputados y el Consejo de los Estados con 46 senadores.
  • En el Parlamento suizo tienen representación once partidos políticos. Los partidos con mayor porcentaje de votos están representados con ministros en el Consejo Federal.
  • Cerca de 5,5 millones de ciudadanas y ciudadanos, aproximadamente el 63 por ciento de la población total, poseen el derecho de sufragio a escala federal.
  • Apenas existen en el mundo países que conceden al pueblo más derechos de participación que Suiza. En tres o cuatro comicios al año decide el electorado mediante votación popular sobre asuntos políticos concretos. Además, cada cuatro años se eligen a los representantes populares.
  • En dos cantones (Appenzell Rodas Interiores y Glaris) se siguen celebrando elecciones y votaciones en la plaza mayor de la capital cantonal mediante el antiguo procedimiento de la mano alzada. “Asamblea popular” se llama esta forma de democracia participativa.